Publicado en animales, art, arte contemporaneo, autorretrato, óleo, casa de muñecas dibujo, casa del arbol, ciudad madera, Clara, clara cola, clara gomez campos, collage, comida, dibujo campo olivos, dibujo casa del arbol, dibujos naif, draw animals, draw lunch, drawing summer, exposicion jornadas paisaje, exposicion paisaje, jardin pintura, jornadas paisaje alcalá de guadaíra, landscape car, maleta, mariposas, moron de la frontera, naturaleza, olivos, paisaje, paisaje coche, paisaje montañas, paisaje tempera, paraiso, Pintura, pintura casas, presencias imprecisas, princesas, publicidad, reflejo ciudad, ribera, rooster, rosa, summer, tarta, tempera, tempera paisaje, verde dentífrico, viaje, vida y muerte, villaviciosa de cordoba

Casitas/Houses

UNA RAZÓN EVIDENTE DE QUE MUCHOS NO TENGAN UN SENTIMIENTO APROPIADO DE LA BELLEZA ES LA FALTA DE ESA DELICADEZA DE LA IMAGINACIÓN NECESARIA PARA SER SENSIBLE A LAS EMOCIONES MÁS SUTILES. CADA CUAL PRETENDE TENER ESA DELICADEZA, HABLA DE ELLA Y QUISIERA REGULAR A PARTIR DE ELLA TODO GUSTO O SENTIMIENTO. (D.HUME)

 

clara gómez clara gómez (1) - copia

 

 
Publicado en a todo gas, advert, art, cars, certamen arte, ciudad madera, Clara, clara gomez campos, coches dibujo, collage, dibujo campo olivos, dibujo casa del arbol, dibujos naif, draw cars, drawing summer, landscape car, naturaleza, olivos, paisaje, paisaje coche, paisaje montañas, paisaje tempera, paraiso, Pintura, princesas, ribera, rosa, summer, tempera, tempera paisaje, verde dentífrico, viaje

CaRS

Coche Clara Gomez Campos

Coche Clara Gomez Campos

Publicado en animales, animals, art, arte contemporaneo, autorretrato, casa de muñecas dibujo, casa del arbol, casas americanas, certamen arte, Certamen nacional de arte ciudad de utrera, ciudad madera, Clara, clara cola, clara gomez campos, collage, collage animales, comida, dibujo campo olivos, dibujo casa del arbol, dibujo comiendo, dibujo granero, dibujos, dibujos infantiles, dibujos naif, draw animals, draw lunch, draw rooster, Exposición, food, food art, mariposas, meal, reflejo ciudad, utrera

SELECCIONADA EN EL XXXIV Certamen Nacional de Arte Contemporáneo “Ciudad de Utrera”

Exposición del 17 de Mayo al 2 de Junio

Casa de la Cultura

tripticodelohabitable cLARA gOMEZ cAMPOS

Publicado en animales, animals, art, casa de muñecas dibujo, casas americanas, ciudad madera, Clara, clara gomez campos, collage, collage animales, comida, dibujo campo olivos, dibujos, dibujos infantiles, dibujos naif, draw animals, draw lunch, food, food art, jardin pintura, mariposas, meal, olivos, paraiso, Pintura, pintura casas, rosa, verde dentífrico, villaviciosa de cordoba

Villaviciosa de Córdoba I

Paisaje naif Clara gomez campos

Rotulador y Guache sobre papel
2013
Paisaje naif Clara Gomez Campos
Rotulador y grafito
2013
Publicado en chema alvargonzález, ciudad madera, Clara, escultura, Fotografía, maleta, Pintura, princesas, reflejo ciudad, rosa, verde dentífrico

La PeQueña Manzana

En cambio, la naturaleza ha adaptado los ojos de los liliputienses a todos los objetos, de manera propia para ver con mucha precisión, mas no a gran distancia.

Jonathan Swift –Los viajes de Gulliver, cap. VI-

No somos nada sin nuestras cosas, somos a través de ellas.

Necesitamos a nuestros objetos, una vez perdidos los añoramos como si fueran parte de nosotros, nos definimos con ellos

Llevamos con nosotros todo cuanto tenemos y necesitamos, y no es más cierto que alguna vez hemos sentido la poderosísima sensación de que el mundo entero se concentra en nuestra casa; es como una regresión uterina.

Todo está allí, planteado de manera perfecta.

Quizás, habéis notado que extraño aspecto toman los muebles, las camas, los espejos, es decir nuestros objetos, cuando en plena mudanza quedan al descubierto; dejamos nuestra pequeña intimidad perfecta al descubierto y descontextualizada.

Tanto dentro como fuera de casa nuestros muebles y posesiones particulares nos invitan, con su faceta más amable, a concentrar hasta el detenimiento esas mismas fuerzas que el espacio social pone en circulación, canalizándolas en alguna dirección concreta -simbólica o materialmente productiva-.

Es por eso que, desde siempre, los niños han jugado a manejar un mundo a escala: de los clásicos muñecos, cochecitos o caballitos, al Monopoly.

Las casitas de muñecas son un ejemplo perfecto de cuanto quiero decir.

 En ellas, interior y exterior no son del todo distinguibles; sobre todo porque la fantasía de su propietaria resulta un foco fenomenal de alteraciones en la perspectiva para, al final, convertir estas maquetas en una suerte de figura imposible donde, como ya experimentara Alicia en sus maravillosas aventuras, las niñas pueden estar dentro y fuera de la casa al mismo tiempo, ser enormes y en un segundo disminuir a ojos vista casi hasta desaparecer…

Todo esto  se resume en un intento, a veces dulce, a veces astringente, en ocasiones simplemente desesperado, por volver habitable el mundo o, cuanto menos, interesante y manejable.

Del mismo modo cuando salimos de viaje, empaquetamos nuestra casa, empaqueto mi ciudad, y me la llevo a Sevilla, y se tiñe un poco de todo. Cuando bajas del tren, puedes estar segura de que ya no es la misma ciudad. El reflejo en los espejos, el reflejo en el cristal del tren la cambia, mientras espía sutilmente a su compañero de al lado, o mientras escucha el fin de semana de otros.

¿Por qué una ciudad? ¿Cuál será esa ciudad?

Creo que muy posiblemente alguna menor y de carácter periférico, aunque no provinciana; una ciudad ideal, imaginada, ya que no todos podemos imaginar y crear; lejos del centro de los discursos hegemónicos, donde la modernidad sea vivada ya por otros personajes, pero también con otras miras vitales y estéticas.

La pequeña manzana es, un territorio poco poblado pero no solitaria; lugar casi virgen.

Avanzando sólo unos pasos adelante vas a poder traspasar semejante límite y manejarte allí con facilidad, al menos durante unos minutos, pues lo he reducido a escala para ti.